Ayuda para los cuidadores

Resumen

¿Está cuidando a un familiar o amigo que ha estado enfermo o discapacitado por mucho tiempo? Si es así, es posible que en ocasiones se sienta solo y agobiado. Por suerte, existen recursos a su disposición:

  • Únase al grupo de apoyo de cuidadores, de forma presencial o en línea. Esto puede darle la oportunidad de hacer preguntas, recibir asesoría y compartir experiencias. Un lugar para encontrar un grupo es su Agencia regional para adultos mayores (AAA, en inglés). Encuentre su AAA local ingresando a eldercare.gov.
  • Ser cuidador puede significar que no tenga tanto tiempo para trabajar y ganar dinero. Existen maneras de obtener asistencia financiera para usted mientras cuida de su ser querido, por medio de programas del gobierno, una póliza de seguros, reducciones de impuestos o ayuda financiera directamente de su ser querido, si este puede pagarlo. Tómese un descanso usando atención de relevo, en la que un trabajador de atención a domicilio o una residencia para personas mayores se encarga de cuidar a su ser querido por un tiempo.
  • Contrate a un trabajador de atención a domicilio para que le ayude con tareas diarias como alimentar, bañar o vestir a su ser querido.
  • Usted y su ser querido pueden decidir que la mejor opción es un centro de vida asistida o una residencia para personas mayores. Un seguro de atención de largo plazo puede pagar por esta atención. O, si la persona que necesita la atención no tiene tanto dinero, Madicaid puede hacerlo.

Es bueno estar en contacto con otros cuidadores. Y, existen recursos a su disposición. Esta guía le explica:


  • Cómo contactar a otros para recibir apoyo
  • Maneras de obtener un pago por ser cuidador
  • Atención de relevo, para darse un descanso
  • Cómo contratar la ayuda de un profesional
  • Cómo encontrar centros de vida asistida o residencias para personas mayores

Estar en contacto con otros cuidadores


¿Se siente solo? Hablar con alguien más puede ayudarle. Puede hablarle a un amigo, familiar, terapista o miembro del clérigo. En ocasiones, la mejor persona para hablar puede ser otro cuidador. Existen muchos grupos de apoyo presenciales y en línea a los que se puede unir. Los grupos de apoyo pueden brindarle consejos prácticos o solo entrar en contacto con quienes pasan por la misma situación.


Para encontrar grupos presenciales o en línea, llame a su Agencia regional para adultos mayores (AAA). Esa agencia apoya a los adultos mayores y a sus cuidadores. La información de contacto con su AAA local está disponible en eldercare.gov y en esta lista. Su AAA local también puede ayudarlo a encontrar clases e información sobre cómo brindar atención mientras usted también se mantiene saludable.


También puede llamar a la línea de atención a los cuidadores de la Asociación estadounidense para personas retiradas (AARP, en inglés) al (877-333-5885), o ingrese a AgingCare.com para encontrar una lista de grupos de apoyo.



Recibir un pago por ser cuidador


Muchos cuidadores deben renunciar a sus trabajos o reducir sus horas. Es de comprender, que quisieran recibir un pago por sus servicios. Esto puede ser difícil de resolver. Medicare paga por ciertos servicios de atención, pero no por las tareas diarias como ayudar a su ser querido a bañarse o comer. Algunas opciones que puede explorar son:

Medicaid.

Si la persona que está cuidando no tiene mucho dinero, puede calificar para Medicaid. Medicaid es un programa de seguro médico público para personas con ingresos bajos. En algunos estados, Medicaid pagará a la persona que necesita contratar a un cuidador. Ese cuidador puede ser usted. El programa se conoce con varios nombres, como programa de efectivo y asesoría “Cash & Counseling” o programa “dirigido por el participante”. Las reglas son diferentes en cada estado. Para más información, contrate a su AAA u oficina de Medicaid local. O trate de comunicarse al Centro nacional de recursos para servicios dirigidos por el participante (NRCPDS, en inglés).

Ayuda para veteranos.

Varios programas pueden ayudar a los veteranos para pagarle a sus cuidadores. Por ejemplo, los cuidadores primarios de veteranos del 11 de septiembre incapacitados pueden recibir una compensación mensual. Las personas que cuidan a los veteranos de otras guerras califican para recibir el beneficio de la Pensión de ayuda y asistencia de asuntos de los veteranos. Para más información, llame a la línea de Atención a los cuidadores de Asuntos de veteranos al: 855-260-3274.

Seguro de atención de largo plazo.

Si su ser querido tiene un seguro de atención de largo plazo, la póliza puede pagar por la ayuda en el hogar. Revise los detalles de la póliza.

Reclame a su ser querido como dependiente.

¿Está pagando más de 50% de los gastos de su ser querido? Si es así, puede reclamarlo como dependiente en sus impuestos. Eso le permitirá tener una reducción en sus impuestos. Hable con su contador o quien le prepara su declaración de impuestos para saber si califica.

Pídale a su ser querido que le pague.

Si su familiar o amigo quiere pagarle por la atención, es importante comprender lo que esto significará. Primero, otros familiares pueden no estar de acuerdo con este arreglo. Segundo, una serie de obsequios en efectivo pueden afectar sus impuestos. Y, si más adelante su ser querido necesita ser atendido en una residencia para personas mayores, estos obsequios en efectivo pueden afectar si Medicaid pagará por ellos.
Por todas esas razones, es mejor hacerlo formal. Usted puede hablar con su abogado sobre cómo lo afectarán a usted y a su ser querido estos pagos o regalos. Pídale al abogado que prepare un contrato de cuidador, con los detalles de la atención que estará proporcionando y el monto que se le pagará. Si se le está pagando, tanto quien proporciona como quien recibe la atención deben declararlo en sus impuestos. Su contador le ayudará con esto. El monto que se le está pagando debe ser similar al costo de los servicios recibidos en un hogar de atención profesional. De esa manera, si más adelante su ser querido necesita ser atendido en una residencia para personas mayores, Medicaid puede pagar por ellos.



Tomar un descanso de la atención


Los cuidadores pueden calificar para la atención de relevo gratis o de bajo costo. Atención de relevo significa que alguien más se encargará del cuidado temporalmente, dándole un descanso. Su ser querido puede quedarse en una residencia para personas mayores por unos días, o contratar a un trabajador de atención a domicilio. La atención de relevo puede recibirse por un período corto, solo para ir al supermercado o a su propia cita médica. O puede ser más larga, permitiéndole tomar unas vacaciones.

Existen recursos que le pueden ayudar a pagar por la atención de relevo, incluyendo los programas públicos como Medicare y Medicaid. Su AAA local es un buen lugar para buscar atención de relevo y recursos para pagar por esta atención. También puede buscar proveedores de atención de relevo en Acceso a atención de relevo y ayuda (ARCH, en inglés) de la Red nacional de atención de relevo y Centro de recursos, ingresando a: archrespite.org.

Cómo encontrar ayuda profesional a domicilio

Si necesita más que solo un descanso de la atención, puede contratar ayuda de medio tiempo o de tiempo completo. Un trabajador profesional de atención a domicilio puede ayudarlo con tareas diarias como alimentar, bañar o vestir a su ser querido. Algunos trabajadores de atención a domicilio también proporcionan atención médica básica, como suministrar medicamento a los pacientes.

Esta guía de la Alianza de cuidadores familiares ofrece consejos para el proceso de contratación. También puede ayudarlo a decidir entre usar una agencia de cuidado a domicilio o contratar a un trabajador de atención a domicilio por su cuenta. Un buen lugar para empezar la búsqueda de un trabajador de atención a domicilio es su AAA local.

Es posible que quiera ayudar a pagar por tener a un trabajador de atención a domicilio. Si es así, use las mismas estrategias descritas en “Recibir un pago por ser cuidador”. Pero, normalmente tendrá que pagar directamente por los servicios de atención a domicilio.

Cómo encontrar una residencia para personas mayores y centros de vida asistida



Finalmente, usted y su ser querido pueden darse cuenta de que ya no es seguro estar en el hogar. Hay dos opciones para atención de largo plazo:

Centros de atención de vida asistida. Estos están diseñados para personas que tienen problemas viviendo solos pero que en general están saludables y no necesitan atención de enfermería todos los días.

Las residencias para personas mayores (centros de enfermería especializada). Estas son para personas que necesitan atención de enfermería todos los días, así como ayuda con sus actividades diarias.

Para encontrar un centro de vida asistida o una residencia para personas mayores, pregunte a:

  • Su AAA local
  • Su médico de confianza
  • Al trabajador social del hospital o administrador de caso de su ser querido

También puede utilizar el sitio web Nursing Home Compare de Medicare para buscar calificaciones de calidad y centros cerca de usted.

Cómo pagar por una residencia para personas mayores

Medicare pagará por un centro de enfermería especializada hasta por 100 días bajo ciertas condiciones. La atención tiene que estar relacionada con una estadía reciente de tres o más días en el hospital. Medicare no pagará por una residencia para personas mayores por más tiempo.

Si su ser querido tiene un seguro de atención de largo plazo, este puede cubrir atención de vida asistida o de una residencia para personas mayores. Si no, la atención de largo plazo es muy costosa. Si no tiene mucho dinero, Medicaid puede pagar por una residencia para personas mayores. De otro modo, su ser querido probablemente tenga que pagar por la residencia para personas mayores hasta que “gaste” tanto de sus ahorros que sea elegible para una cobertura de Medicaid. Puede ser útil hablarle a un abogado o administrador de casos acerca de estas opciones.

Su plan de acción: Cómo obtener ayuda como cuidador


Para ayudarlo a cuidar a su ser querido y a usted mismo:


  • Conozca su AAA local, puede encontrarla ingresando a eldercare.gov. Ellos pueden conducirlo hacia grupos de apoyo, información, recursos de capacitación, atención de relevo y más.
  • Únase a grupos de apoyo para cuidadores, presenciales o en línea, para compartir experiencias y sentirse menos solo.
  • Trate de obtener un pago por sus servicios como cuidador.
  • Utilice la atención de relevo para descansar.
  • Contrate a un trabajador de atención a domicilio si lo necesita.
  • Piense en un centro de vida asistida o residencia para personas mayores si es lo mejor para cuidar a su ser querido.
 

Más artículos para leer