Administración de costos para condiciones crónicas

Resumen

Si ha sido diagnosticado con una condición crónica, este artículo le brindará una guía para ayudarlo a administrar su atención y sus costos. Con él aprenderá cómo obtener ayuda para:


  • Seguir hábitos saludables.

  • Conocer y presupuestar sus costos para un año de atención.

  • Buscar un plan médico que pague una mayor parte de sus costos. Esto significa, elegir u plan con una prima más alta, pero con menor deducible.

  • Pensar en un plan de gastos flexibles para ayudarlo a pagar sus desembolsos directos con ingresos antes de impuestos.

  • Obtener ayuda de sus proveedores para ahorrar dinero.

  • Evitar costos extra eligiendo a proveedores en la red de su plan, es decir que tengan acuerdos con su plan de salud.

  • Utilizar recursos como nuestra herramienta de búsqueda de costos para estimar el costo de su atención y negociar los precios con los proveedores en su área.


Si ha sido diagnosticado con una condición crónica, en desarrollo, usted necesita las respuestas de dos preguntas importantes:

¿Qué atención necesita para estar saludable?
¿Cuánto costará?

Su primera preocupación debe ser estar saludable. Eso es verdad, sin importar cuál sea su condición médica, diabetes, asma, enfermedad cardíaca, depresión o algo más. Pregúntele a su médico qué necesita hacer para ayudarse a controlar su condición, y siga sus recomendaciones.

La segunda preocupación importante será cuánto tendrá que pagar. Por definición, las enfermedades crónicas duran mucho tiempo, o mejoran y luego vuelven. Cada paciente es diferente, pero hay unas pocas reglas generales para ayudarlo a planificar.

Seguir hábitos saludables



Seguir el plan de tratamiento de su médico lo puede ayudar a mantenerse saludable, y ahorrarle dinero. Por ejemplo, muchas personas con condiciones crónicas necesitan tomar medicamentos de manera regular. Apegarse a la programación de medicamentos de su médico puede evitar que su condición empeore.


Mantenga citas de seguimiento regulares con sus proveedores de atención médica, como médicos u otros tipos de profesionales de la salud. De esa manera, ellos pueden monitorear su condición y tratarlo en caso de cualquier complicación antes de que tenga que ir al hospital.


En general, adoptar un estilo de vida saludable, incluyendo ejercicio, una dieta balanceada y evitar fumar. Eso puede ayudar a mantenerlo lejos del hospital.



 

Presupueste sus costos



Obtenga la imagen más completa de lo que pueden ser sus costos anuales. De esa manera, puede construir un presupuesto y planear anticipadamente.


Puede necesitar consultas médicas, pruebas, equipo médico y otros suministros en su casa. Pídale a su médico que lo ayude a hacer una lista de los servicios, pruebas y medicamentos que necesitará cada año. Luego, presupueste cuánto tendrá que pagar. Si tiene seguro, confirme que incluye costos como:


Deducibles: El monto de dinero que debe pagar antes de que su plan de salud empiece a pagar por su atención. Es posible que tenga deducibles separados para servicios médicos y medicamentos con receta.


Copagos: El costo fijo que paga por una consulta o prueba médica.


Coseguro: El porcentaje del costo que usted tiene que pagar por un servicio. Si no sabe cuánto costará el servicio, pregúntele a su médico.


Si su condición es una del “episodio de atención” en nuestro sitio web, puede hacer la búsqueda del costo anual estimado total.

Busque un plan de salud que cubra sus necesidades

¿Qué plan de salud es el mejor para usted si necesita muchos servicios médicos y medicamentos? Puede no ser que el que tiene la prima más baja. Las primas son los pagos regulares (generalmente mensuales) que usted hace por su cobertura.


Los planes con primas bajas con frecuencia tienen deducibles altos. Eso significa que necesita gastar mucho antes de que su plan empiece a pagar su parte del costo. También puede tener copagos más altos cuando va a consulta o recibe otros servicios. Si visita al médico con frecuencia, esos copagos pueden incrementarse.


Posiblemente sea mejor que pague una prima más alta cada mes, para tener un deducible más bajo, y gastar menos en consultas médicas, pruebas y medicamentos.

Considere un plan de gastos flexibles



Imagine que tiene un deducible alto. O, solo espera pagar mucho dinero de su bolsillo por su condición. Entonces, considere un plan de gastos flexibles si su empleador le ofrece uno. Estos planes le permiten apartar dinero de su cheque de nómina para pagar por atención médica para usted y su familia. Puede utilizar el dinero para ciertos gastos médicos y dentales, incluyendo medicamentos con receta y de venta libre. También puede usarlo para comprar equipo médico como muletas y dispositivos de diagnóstico como kits para medir el azúcar.

El dinero ahorrado antes de impuestos se aparta, para que pueda estirarlo. Para decidir cuánto apartar, utilice el presupuesto anual que hizo para su condición.

Su empleador puede ofrecerle una cuenta de ahorros flexibles (FSA, en inglés), como parte del plan de salud del empleador. Hacer un presupuesto con anticipación es especialmente importante si tiene una FSA, ya que perderá el dinero que no gaste a finales del año. (Su empleador puede darle un “período de gracia” de dos meses, pero no es obligatorio).

Si tiene un plan de salud de coseguro, usted podrá abrir una cuenta de ahorros para salud (HSA) por medio de su banco. A diferencia de una FSA, el dinero que tiene en una HSA se “transferirá” año tras año si no lo gasta, y puede llevarse el dinero con usted si cambia de trabajo o deja de trabajar.


Pregúntele a sus proveedores de atención médica cómo ahorrar dinero


Sus médicos y otros proveedores de atención médica tienen experiencia tratando su condición. Entonces, ellos pueden conocer maneras de ahorrar dinero sin poner en riesgo su salud. Por ejemplo, su médico puede recetarle un medicamento más económico, como genérico. O, su farmacéutico puede ayudarlo a comprar un suministro de su medicamento para 3 meses para ahorrar dinero. También puede preguntarle a sus proveedores sobre la adquisición de fondos de organizaciones que se enfocan en su condición.


Quédese en la red de su plan



Si tiene un plan de salud, trate de recibir atención dentro de su red. Una red es un grupo de médicos, hospitales, laboratorios y otros proveedores de atención médica que tienen contratos con su plan de salud. Recibir atención dentro de la red casi siempre es más económico que fuera de ella. Si tendrá una cirugía u otro procedimiento, asegúrese de que todos los proveedores involucrados están dentro de su red. Esto incluye a su médico como a los cirujanos y anestesistas. Si necesita pruebas de laboratorio, pídale a su médico que use un laboratorio que esté dentro de su red.


Si elige ir fuera de la red, utilice nuestra herramienta de búsqueda de costos. Le ayudará a estimar cuánto cuestan los servicios en su área. Puede comparar el estimado con los precios de los proveedores locales y utilizarlos para negociar.


Si su condición es atípica o necesita atención que no muchos médicos suministran, es posible que necesite buscar a un proveedor con las habilidades y experiencia correcta para tratar su condición fuera de la red. Si vive en ciertos estados como New York, es posible que tenga derecho de pedirle a su aseguradora que lo deje ir fuera de la red por el mismo precio que dentro de ella.



Su plan de acción: Cómo administrar los costos de su condición crónica


Para mantener los costos de su condición crónica bajo control:


  • Siga los hábitos saludables, incluyendo tomar su medicamento como se le recetó.
  • Haga un presupuesto de sus costos anuales y cómo planea pagarlos.
  • Busque un plan de salud que page una mayor parte del deducible y copagos, aún si la prima es más alta que en otros planes.
  • Considere un plan de gastos flexibles, que le permite apartar dinero antes de impuestos de su cheque de nómina, para pagar por su atención médica.
  • Pregúntele a sus proveedores, como farmacéuticos y médicos, cómo puede mantenerse saludable y ahorrar al mismo tiempo.
  • Trate de utilizar proveedores en la red de su plan. Utilice recursos como nuestra herramienta de búsqueda de costos médicos y dentales para estimar cuánto puede costar la atención fuera de la red.
 

Más artículos para leer